Siembra y cría, y habrás alegría, que andarse a palacios es burlería.


Siembra y cría, y habrás alegría, que andarse a palacios es burlería.
Es alabanza de la vida campesina, en contraposición a las seducciones de la urbe. Cuando, tras veinte años de reinado, el emperador Diocleciano se acogió a su retiro campesino de Solana y a poco le visitó un general para rogarle que volviese a ceñir la corona, respondió el césar: «A buen seguro que no me aconsejarías tal cosa si vieses las hermosas coles que cultivo en mi huerto.».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.